Valle Hermoso
Tamaulipas, C.P. 87510

+52 (894) 856 6255
blopez@biomex.org.mx

0
0
0
s2smodern

El uso de combustibles alternativos, como el etanol y el biodiesel, reduciría las emisiones contaminantes de los autos particulares y el transporte público, pero el escaso mercado y el poco interés por incentivar su producción hacen de los biocombustibles una solución aún lejana para combatir la contaminación.

 

Como respuesta a la contingencia ambiental de la tercera semana de marzo, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAM) endureció el programa Hoy no Circula, del que ningún vehículo se salvará, sin importar el año o el holograma que porte.

Pero este programa no ha probado reducir la venta de combustibles fósiles, que generan dióxido de carbono (CO2), óxidos nitrosos y otras emisiones contaminantes. Los biocombustibles, como el etanol y el biodiesel, pueden ser usados en varios automóviles particulares y el transporte público sin necesidad de modificar el motor, y así producir mucho menos polución.

El problema es que hay poco interés por desarrollar su producción o incrementar  su importación, por lo que quedan pocas opciones para que automovilistas y transportistas reduzcan su impacto en el medio ambiente.

“Los únicos combustibles que tenemos son gasolina y diesel. No tenemos etanol ni biodiesel ni gas natural. El inconveniente para todos nosotros es que no tenemos diversificación de biocombustibles”, explica Ramses Pech, de la consultora Caraiva y Asociados.

Contingencia y Hoy no Circula más estricto

La contingencia ambiental vivida en la tercera semana de marzo, la primera en más de una década, dejó como saldo un endurecimiento del programa Hoy no Circula. Así, todos los automóviles particulares, sin importar modelo y holograma, dejarán de circular un día a la semana y un sábado, por tres meses.

Leer mas...